USA

El clima cálido y seco desafía a las cuadrillas que luchan contra los incendios forestales en California

Okinawa Flat Belly Tonic Okinawa Flat Belly Tonic


Los equipos enfrentaron condiciones desafiantes mientras trabajaban para contener los incendios forestales en el sur de la Sierra, en medio de temperaturas inusualmente cálidas y una sequía histórica.

El incendio del complejo KNP en Sequoia y el del Parque Nacional Kings Canyon había quemado 58.283 acres y estaba contenido en un 20% desde la madrugada del sábado, cuando provocó nuevas advertencias de evacuación en el condado de Fresno. A los de Sequoia Lake, Cedarbrook, Etheda Springs y Pinehurst se les dijo que estuvieran preparados para partir.

Una espesa capa de humo que se había asentado sobre el fuego redujo la visibilidad, lo que limitó el uso de aviones, dijo sobre el incidente, Cassie Adams -oficial de información pública-. Las cuadrillas estaban vigilando de cerca el clima en caso de que un cambio en inverso se produjera más tarde en el día, lo que permitiría el uso de más aviones, pero también podría provocar que la actividad del fuego se intensificara y creara condiciones peligrosas para los bomberos, expuso. Del mismo modo, estaban usando drones equipados con cámaras infrarrojas para realizar reconocimientos que normalmente podrían ser ejecutados por aviones, señaló.

Si bien el humo se concentró principalmente sobre el fuego, parte de él se estaba drenando hacia el Valle de San Joaquín, produciendo una mala calidad del aire en el lado este, dijo David Spector, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Hanford. Las temperaturas en el área estaban de cinco a ocho grados por encima de lo normal y se esperaba que se mantuvieran elevadas hasta el lunes, expuso.

El fuego estuvo activo durante la noche, particularmente a lo largo del extremo noroeste, focalizado en el río North Fork Kaweah el jueves, dijo Adams. También creció hacia el este, cerca de Castle Creek Grove. Cerca de 1.345 personas fueron asignadas al incidente.

Los equipos estaban trabajando para evitar que las llamas se movieran más al norte y al oeste, hacia las comunidades en el área de Hartland, utilizando miles de topadoras que se habían instalado anteriormente como contingencia, explicó Adams. Los bomberos estaban preparando estructuras en esas comunidades, limpiando escombros e instalando rociadores y tendidos de mangueras, pero la línea se mantuvo firme a partir del sábado por la mañana, dijo.

Las cuadrillas también llevaron a cabo operaciones de quema a lo largo del perímetro norte más al este, en el área de Dorst Creek, informó Adams.

‘Si creemos que, según el clima y el comportamiento del fuego, tenemos la capacidad de controlar los combustibles en un área determinada y podemos encender de manera segura una pequeña combustión para crear una línea negra gruesa que inhibiría que las flamas fuera de control lo cruce, entonces eso es lo que haremos’, aseveró.

El incendio había obligado a 659 personas a abandonar sus hogares, con órdenes de evacuación emitidas el viernes para las comunidades de Big Meadows, Weston Meadows y Quail Flat en el Monumento Nacional Giant Sequoia, así como Grant Grove, Wilsonia y Cedar Grove en el Parque Nacional Kings Canyon, explicó Adams.

A lo largo del borde sur del incendio, las autoridades lanzaron a modo de advertencia, una orden de evacuación para los residentes que habitan el área de la entrada del parque Mineral King Road, el día viernes.

El incendio comenzó durante una tormenta eléctrica el 9 de septiembre y ha sido difícil de controlar, ya que arde a través de bosques secos llenos de árboles que compiten por la humedad limitada que se ha hecho más escasa por el cambio climático y la sequía, dicen los expertos.

California y varios otros estados del oeste sufrieron el verano más caluroso registrado hasta el presente. Los datos preliminares indican que el año hidrológico, que terminó el 30 de septiembre, fue el más seco registrado en varias áreas del norte de California, incluidas Redding, Red Bluff y Sacramento, informó el Servicio Meteorológico Nacional, el día sábado.

Más al sur, en el área de pronóstico meteorológico de Hanford, el panorama parecía menos abrumador, pero aún había zonas que se clasificaban entre las 10 de mayor sequía dentro de los parámetros de los años de más escasez de agua, dijo Spector.

‘Los combustibles en sí están muy, muy, muy secos’, dijo Adams. ‘Y no hay mucha recuperación de humedad en las horas de la tarde, cuando normalmente se puede entrar y actuar de manera más directa y con un esfuerzo al máximo para lograr la extinción de los incendios. Realmente no estamos obteniendo ese alivio en lo que respecta a la humedad, que permite que los combustibles retengan mayor humedad’.

El incendio del complejo KNP, así como el de Windy, que arde en el Bosque Nacional Sequoia a unas 25 millas al sur, también han generado preocupación por las muchas secuoyas gigantes en esas áreas.

Las laderas occidentales de Sierra Nevada son los únicos lugares donde estos árboles centenarios crecen de forma natural. Aunque se les considera una de las especies más longevas y adaptadas al fuego en la Tierra, el incendio de Castle del año pasado, ardió con una intensidad tan alta que acabó con un estimado del 10% al 14% de la población. Los funcionarios del parque, los bomberos y los conservacionistas han estado trabajando para evitar que se repita la devastación.

Hasta el sábado por la mañana, el incendio del complejo KNP había arrasado al menos 11 bosques de secuoyas, derribando a una gigante que se derrumbó en Generals Highway, la semana pasada.

El incendio de Windy había quemado varias arboledas de secuoyas gigantes, matando al menos 30 árboles, dijo el viernes Garrett Dickman, un botánico asignado al incendio.

Las autoridades dijeron el sábado que llevará algún tiempo analizar el alcance de la mortalidad de los árboles, ya que los equipos continuaban visitando las arboledas y evaluando los daños. Algunos de ellos estaban en áreas demasiado remotas para acceder de manera segura mientras el fuego aún estaba activo.

El incendio de Windy fue de 91.237 acres y estaba contenido en un 52% hasta el sábado por la mañana. Aproximadamente 2.342 personas fueron asignadas al siniestro, que había destruido 14 viviendas y dos edificios comerciales y amenazaba alrededor de 2.100 edificios más. Las casas que se quemaron se encontraban en el área de Sugarloaf, informó Sue Exline, oficial de información pública del Servicio Forestal de EE.UU.

A medida que la contención mejoraba, las autoridades redujeron, el sábado por la tarde, las órdenes de evacuación de Sugarloaf Village, así como de Panorama Heights, Poso Park, Idlewild, Pleasant View, Balance Rock, Posey y Vincent Ranch. Las advertencias de evacuación para esas áreas permanecieron en su lugar. Otras zonas aún estaban bajo órdenes de evacuación que cubrían a unas 200 personas en el condado de Tulare.

Los bomberos se concentraron principalmente en apuntalar las líneas de contención y sofocar los puntos calientes en el interior del incendio, dijo Exline.

‘El fuego se ha extendido alrededor del perímetro, pero no podemos bajar la guardia’, proclamó.

Cuatro bomberos resultaron heridos desde que comenzó el incendio provocado por un rayo el 9 de septiembre. La mayoría de las lesiones fueron leves, con la excepción de un bombero que sufrió quemaduras de segundo grado el jueves y fue llevado al Centro Médico Regional Comunitario en Fresno en buenas condiciones, informó Exline.

Las cuadrillas estaban siendo desafiadas, de manera similar, por las condiciones cálidas y secas debido a una cúpula de alta presión sobre el área, expuso.

‘Estamos teniendo condiciones en el bosque que se pueden ver desde agosto, con muy, muy baja humedad y temperaturas bastante cálidas’, dijo. ‘Así que el fuego sigue ardiendo muy activamente por la noche’.

Algo de alivio podría estar en camino esta semana, ya que se pronostica que las temperaturas caerán de cuatro a ocho grados el martes, seguidas de una fuerte tendencia de enfriamiento el miércoles que traerá las temperaturas por debajo de lo normal para el jueves, dijo Spector.

También hay una pequeña posibilidad de lluvia desde el jueves por la noche hasta el viernes, así como el próximo fin de semana, pero es probable que ninguno de los pronósticos sea suficiente como para humedecer la zona, aclaró Spector.

‘Parecía más prometedor hace un par de días, pero con un patrón de bloqueo en el este de Estados Unidos, va a ser difícil’, dijo.

La posibilidad de que mejoren las condiciones climáticas fue una buena noticia para los asediados equipos de bomberos en todo el estado. En lo que va del año en California, 7.769 incendios forestales han ardido apenas por debajo de 2.5 millones de acres, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California. El área total quemada es superada solo por el año pasado, cuando 9.917 incendios quemaron casi 4.3 millones de acres.

Aun así, ha habido algunas señales alentadoras. A principios de esta semana, el National Interagency Fire Center redujo el nivel de alerta nacional a 3, diciendo que una disminución en los incendios forestales en EE.UU significaba que había disponibles más recursos para combatir fuegos. Antes de eso, la nación pasó un récord de 99 días en el nivel de preparación 4 o 5, con 5 denotando el nivel más alto de actividad de incendios forestales, dijo el NIFC.

Las autoridades todavía instan a las personas a permanecer atentas, particularmente en áreas silvestres propensas a incendios, ya que la temporada está lejos de terminar.

‘Cualquiera que vaya a visitar su bosque nacional o parques nacionales -en este momento- debe tener mucho cuidado’, recomendó Exline. ‘Los bosques todavía están muy, muy secos’.

La redactora del Times, Lila Seidman, contribuyó a este informe.

Para leer esta nota en Inglés por favor haga click aquí




Source link

Keravita Pro-To Support Good Nails and Hair Keravita Pro-To Support Good Nails and Hair

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button